El Canónigo (Valerianella Locusta) es una hortaliza muy fácil de cultivar, ya que tiene una raíz muy pequeña, además debemos recordar que también le llaman lechuga de invierno y que tenemos que cultivarla cuando las temperaturas cálidas caigan un poco; sino, puede marchitarse más rápido la planta y morir.

Para cultivarla en un maceta, necesitaremos una de aproximadamente 10 cm de diámetro, ya que es una hierba que se reproduce muy rápido, muy parecida al orégano y el cilantro; también es aconsejable remojar las semillas durante 48 horas antes de la siembra, esto hidratará y hará que el proceso de cultivo se mucho más rápido, recuerda que es una planta de temperaturas bajas y por ende necesita agua antes, durante y después del cultivo de los canónigo.

Su proceso de germinado es muy rápido, en un lapso de 8 a 10 días ya podrás empezar a recolectarla, y será así siempre, en muy pocas semanas tendrás suficientes ejemplares para el consumo, tomando siempre las hojas exteriores, que son las de más rápido crecimiento proporcionando así buenas cosechas; es recomendable consumirla al poco tiempo de cosechada ya que suele marchitarse pronto y tener un sabor un poco más amargo del común, por esta razón puede ser sembrada en macetas ya que limitará un poco la propagación y el hecho de perder un poco de ella. Es importante que sepas que su cosecha durará hasta la llegada de las temperaturas más cálidas, en ese momento la planta florecerá y no será apta para su consumo hasta el año siguiente cuando las temperaturas vuelvan a caer y comience de nuevo el cultivo de los canónigos.

Otra característica de esta planta, es que como proviene de sitios fríos es importante mantener la tierra de la maceta bastante húmeda, y preferiblemente en un lugar donde el sol no le pegue de manera directa; por ello es recomendable regarla periódicamente, siempre evitando los encharcamientos para que exista la aparición de hongos o la pudrición de las raíces, lo cual puede causar su muerte.

El cuidado de esta planta es aun más sencillo de lo que parece por no ser muy amiga de las plagas, aunque si debemos estar muy al tanto de que no salgan hongos en las hojas (una condición normal por el hecho de que debe permanecer húmeda), estos hongos pueden producir la enfermedad de roya, esta produce manchas amarillas en las hojas y abultamientos rojizos  o marrones en el revés de las hojas, imposibilitando el cultivo de los canónigos y por ende haciéndola no apta para el consumo humano.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com