El canónigo o lechuga de invierno, crece de manera espontánea en los prados y praderas de Europa (por lo general) y Asia, es decir es una planta de frío y por ende requiere de un lugar fresco para su cultivo y posterior cosecha. Esta hierba crece de manera muy rápido en los lugares húmedos, así que si deseas cultivarla, tienes que mantener la tierra mojada y alejada del sol.

Según estudios, la primera noticia sobre el cultivo y crecimiento de los canónigos apareció en 1588, en un manuscrito alemán, pero se cree que las personas ya lo habían consumido mucho antes de esta aparición, incluso se dice que formó parte de las comidas de de los grandes reyes y personalidades del mundo.

Muchas estadísticas arrojan que los canónigos crecen actualmente en Italia, Alemania y Francia, aparte de los altos prados de Asia, y se considera una de las plantas más costosas de la actualidad, además de que fuera de Europa, su consumo es sumamente escaso, incluso se considera parte de las comidas gourmet en los grandes restaurantes del mundo. En Asia es utilizado en diferentes maneras, desde ensaladas crudas, hasta condimentar las carnes con ella.

En los Estados Unidos también es cultivada esta planta, y los canónigos crecen agregandole ciertos aditivos para mantener la humedad natural de la planta; este tipo de cosas hace que el canónigo crezca mucho, pero no con los mismos nutrientes que se necesitan, además de que contrae algunas bacterias que limitan mucho más la duración luego de la cosecha. Sin embargo muchas empresas han producido este suplemento en grandes cantidades para abastecer diferentes mercados.

Un dato interesante es que esta planta es usada usualmente por las personas del mundo fitness, ya que es rica en vitaminas y proteínas, además de contener ciertos ácidos grasos necesarios para el desarrollo físico de las personas. También es muy usada por las embarazadas y las personas que sufren de hemoglobina baja, ya que ayuda subir estos niveles y a mantenerlos estables por largo tiempo.

En Latinoamérica se puede encontrar en las zonas andinas, pero es algo muy reciente; recordemos que no es una planta de esta región del mundo y su cultivo es muy nuevo en esta zona, aunque con los cuidados necesarios se pueden obtener muy buenos resultados en cuanto al crecimiento de los canónigos; en Argentina por ejemplo, se está empezando a crear una pequeña red de distribución, pero con el objeto de que sean consumidos de una vez, ya que al igual que los brotes, duran muy poco en almacenamiento.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com