Si eres de aquellas personas, que asumen el inicio de año, como una época  para fijarse metas, hacer propósitos de vida y  tomar el control de tu alimentación, este artículo es para ti.

La mejor manera de comenzar a comer sanamente, es haciéndolo con alimentos saludables y  aprendiendo a preparar ensaladas ligeras y libres de grasa, que no te maten de aburrimiento.

Otro factor de gran importancia, al momento de decidir alimentarte con ensaladas libres de grasa, es que ellas te  permitan consumir grandes porciones, sin sobrecargar tu organismo y sin preocuparte por los kilitos de más.

Sin embargo, muchas personas se confían en el hecho de desgrasar algunos componentes de la ensalada, sin tomar en cuenta, que otros ingredientes podrían estar cargados de hidratos de carbono o de azúcares.

Pero no te preocupes, lo que tienes que hacer es elegir muy bien los ingredientes de tu ensalada.

En el caso de las proteínas,  para que funcionen como desgrasadas, debes solicitar a tu carnicero que limpie muy bien la pieza que te vas a llevar.

Además tienes que estar atento, al modo de preparación, pues de nada vale que compres pollo, pescado blanco o carne magra, si al final la vas a llenar de grasas para cocinarlas.

Los demás ingredientes, pueden ser tan balanceados, como tú lo decidas, es decir, con mayor o menor cantidad de hidratos de carbono o azúcar, pero la idea es que la ensalada, en su conjunto, sea saludable y beneficiosa para tu cuerpo.

Veamos entonces, los ingredientes y la manera de preparar una apetitosa, sana y delicada ensalada de canónigos libre de grasa.

Ingredientes:

Dos paquetes de canónigos tiernos

Pechuga de pollo mediana, sin la piel, ni la grasa visible.

Una pera pequeña y firme o una manzana verde

Brotes germinados

Unas hojas de menta fresca

Aderezo:

¼ de taza de aceite de oliva extra virgen

¼ de taza de vinagre de vino

Dos cucharadas de aceto balsámico o vinagre de Módena

Orégano, pimienta, comino y sal.

En un recipiente, coloca los canónigos, lavados y escurridos; agrega las hojas de menta troceadas con la mano; asimismo, los brotes germinados y finalmente la pera o manzana verde, según lo prefieras.

Si te parece que la fruta originalmente recomendada, no es lo suficientemente crocante, puedes decidirte por unas nueces picadas o unas almendras tostadas. Este elemento puede ser adicional o sustitutivo, tú escoges.

La cocción de la pechuga, debe ser al horno, hervida o asada, nunca la cocines en salsa o frita, porque no lograrías tu objetivo de comer ensalada de canónigos,  libre de grasa.

Una vez cocido el pollo, pícalo en cubos, de unos tres centímetros aproximadamente y agrégalo a los demás ingredientes.

El aderezo es sumamente sencillo de preparar. Sólo basta con mezclar todos los ingredientes en una taza y revolver enérgicamente, para luego rociar sobre la ensalada y revolver para que los aromas y sabores se amalgamen.

Solo resta, disfrutar de este plato, sin remordimiento alguno.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com