Como futura madre, seguramente estés atravesando por algunos momentos difíciles, en donde las dudas aparecen y quieres saber cuales son aquellos alimentos saludables que puedes comer para estimular tu embarazo y te mantengas saludable para ti y tu bebé. No te preocupes, los canónigos durante el embarazo son positivos y y te ayudan a mantenerte en forma sana, además sus propiedades pueden ayudarte en ciertas cosas, como mantener los niveles de ansiedad a raya.

Los canónigos son hortalizas que se comen crudas (casi siempre) pero puedes comerlas parcialmente cocidas. La mezcla de esta planta con ensaladas es como si se tratase de la lechuga, pero los sabores son diferentes y los niveles de nutrición aumentan cuando hablamos de los canónigos. Cada hoja posee un sabor suave pero con cierto toque ácido.

Beneficios de comer canónigos durante el embarazo

Toda mujer embarazada atraviesa por algunos periodos en donde tiene diferentes necesidades, tanto psicológicas como físicas, por ejemplo:

Cuando te encuentras embarazada, la ansiedad comienza a aparecer en forma de antojos, estos se deben en parte, a los nervios por tu estado y además, por algunos desajustes hormonales.

Cuando los «antojos» llegan, debes cuidarte, de no hacerlo podrían causar graves problemas, como subir el azúcar por el consumo de dulces, hacerte engordar más de la cuenta, crear una sensación de fatiga constante y otras reacciones como elevar el colesterol y los triglicéridos por comer alimentos no aconsejables durante el embarazo.

Entre los beneficios se encuentran:

  • Alimento bajo en grasas y nutritivo (Recomendado especialmente a las dietas de mujeres embarazadas).
  • Ayuda al control del peso.
  • Proporciona una serie de vitaminas, nutrientes variados y minerales.
  • Ideal para dietas depurativas.
  • Es una gran fuente de vitaminas A,B,C,E y variados minerales como el hierro, potasio, fósforo y yodo (este ultimo varia la cantidad que aporta al cuerpo según las características del suelo donde se cultiva).
  • Es una gran fuente de betacarotenos.
  • Es rico en ácidos grasos Omega 3.

Si se compara la lechuga con los canónigos pueden encontrarse diferencias que benefician de forma exponencial a los canónigos, un ejemplo de este es que la Vitamina C que una porción de los canónigos es 3 veces la Vitamina C contenida en una porción igual de lechuga.

Se recomienda para tu embarazo por que es una buena fuente de ácido fólico o folatos, esta es una vitamina del grupo B y es necesaria para el desarrollo del feto. Algunas embarazadas presentan cuadros de anemia durante el embarazo, como estos son ricos en hierro, resultan un buen elemento para combatir este padecimiento.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com